Historia

ORIGEN DE LA CAPILLA DEL SANTO CRISTO DE LA SALUD

Por Cayetano Coll y Toste

Una tarde de grandes fiestas de San Juan y San Pedro se corrían caballos a escape por esa calle. Venía a ser el hipódromo de aquella época. La calle estaba sin empedrado, al natural: arena en unos sitios, barro y zanjones en otros, y la empinada cuesta junto al Convento de las Carmelitas. No había aceras tampoco. Los jinetes se agrupaban frente al murallón, y de dos en dos despedían sus cabalgaduras a escape en dirección del Convento de los Dominicos. La meta era la puerta principal de la Iglesia de Santo Tomás de Aquino, hoy San José. Los jinetes regresaban después al paso de sus cabalgaduras para empezar de nuevo su vertiginosa contienda. Unos atrevidos jóvenes que montaban briosos corceles, una vez descendida la cuesta, al venir al punto de partida pusieron los caballos al galope, a ver cuál llegaba primero junto a la muralla. Sabido es que el murallón para el lado sur, da al presidia y tiene gran elevación. Para los tiempos que nos ocupan ni existía el correccional.

Uno de los corceles, el del arrogante mozo Baltazar Montañez, se desbocó al llegar al pretil, dio terrible bate, salvo el muro, y con espanto general, caballo y caballero fueron al abismo.

El Secretario del Gobierno, General Don Tomás Prats, que presenciaba las carreras desde el balcón de una casa contigua, gritó convulso y religiosamente: “¡Sálvalo, Santo Cristo de la Salud!”

El caballo se reventó contra los peñascos que había junto al paredón; el joven salió ileso milagrosamente…

Con motivo de este trágico suceso, el señor Prats, creyente y pio, levantó una capilla sobre la muralla de tapiería con el permiso del Gobernador de las Indias y de Su Ilustrísima el Señor Obispo, y colocó un hermoso cuadro de la imagen del Santo Cristo de la Salud. Torno forma de milagrosa dicha imagen, y todos los años se le hacían esplendidas fiestas costeadas por el vecindario.

 

DATOS HISTÓRICOS

Por la Hermandad del Santo Cristo de la Salud

Todos  sabemos que el rescate de la Capilla del Santo Cristo de la Salud se debió a las iniciativas y los esfuerzos desplegados por la señora Isabel Alonso de Mier. Una mañana del mes de junio  de  1925 los periódicos publicaron la noticia  de  que  estaban  derribando  la  Capilla  Centenaria  porque  se encontraba  en  ruinas  y  servía  de  albergue  a malhechores  nocturnos. Esto constituía un grave peligro para la seguridad de los vecinos de San Juan. También  obstaculizaba  el paso  de automóviles por ese recinto.  La señora Isabel Alonso de Mier consiguió que personas influyentes ante las autoridades la ayudaran a paralizar la inmisericorde demolición…

Parte del campanario y capiteles habían sido derribados y quedaron sobre el pavimento de la Calle del Cristo durante algunos meses.

La señora de Mier organizó un Comité de Señoras, amigas de ella, y obtuvo el permiso para consolidar la estructura bajo la generosa dirección del Arquitecto, don Rafael Carmoega, y se pudo reiniciar al culto el seis de agosto de 1927, Día del Salvador.

Desde el referido ano  de 1925 se ha consolidado dos veces adicionales: en el 1952 por el mencionado Arquitecto,  Señor Carmoega, y en el 1963 dirigió la obra el Dr. Ricardo Alegría, Director del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Los gastos de esta última restauración los sufragó la Hermandad, fundada por el mismo Comité de Señoras, en el 1941, con la señora Isabel Alonso de Mier de Presidenta, quien cuida hace cuarenta y seis años la vetusta ermita.

La Hermandad del Santo Cristo de la Salud considera su deber ineludible  incluir  los  expuestos  datos  históricos  en  este  folleto.

 

LA CAPILLA DEL SANTO CRISTO HA SIDO RESTAURADA POR SEGUNDA VEZ

El mismo arquitecto que hiciera la primera restauración de la Capilla del Santo Cristo de la Salud, el señor Rafael Carmoega, ha vuelto a realizar recientemente una segunda restauración, veinticinco años después. La primera vez que se efectuara, en el año 1927, estaba la Capilla en estado ruinoso. Se habían hecho intentos de destruirla y hacía tiempo que estaba cerrada al culto.

En 1927 se puso al culto la Capilla. Tras una  vigorosa  campaña de nuestra prensa para que no se destruyese ese que es uno de los más bellos y venerados monumentos de Hispanoamérica. El Club Cívico de Damas, por su Departamento de Historia, Las Hijas Católicas de América y fieles devotos actuaron pronta y eficazmente y se efectuó la restauración. El arquitecto, señor Carmoega, no cobro nada por su trabajo habiendo sido la  suya una  aportación  valiosa.

La Capilla  del Santo Cristo  de la Salud es uno de los pocos monumentos que se conservan, después de doscientos años de haber sido levantado, sin perder un ápice de su estructura.

Fue erigida en el año 1735 al 1754. El óleo  legendario  que prestigia la ·misma fue puesto al culto popular por el Secretario del Gobierno de España, el general don Mateo Prats, quien se cuenta  “presenciaba las carreras de caballos un día de San Juan desde el balcón de una casa contigua al murallón, donde hoy es enclavada la capillita el cual tiene gran elevación y entonces daba al mar”.

Escribe el historiador don Cayetano Coll y Toste en sus Leyendas Puertorriqueñas que el general español invocó al Santo Cristo al ver caer caballo y caballero al abismo: “¡Sálvalo Santo Cristo de la Salud!” Con motivo de este milagro, el general Prats levantó una capilla sobre la muralla de tapicería, con permiso del Gobernador de Indias y del Señor Obispo, colocó en la hornacina  ese mismo oleo que hoy se venera. Desde el año 1941, en que se constituyó, la Hermandad del Santo Cristo  de la  Salud, asociación cuyos propósitos son cuidar de la conservación de la antigua y venerable Capilla, viene efectuando una plausible labor. Preside esta hermandad la señora Doña Isabel Alonso viuda de Mier, quien recibiera en 1950 la cruz Pro Eclesial et Pontífice, otorgada por Su Santidad Pio XII.

En la actualidad la Hermandad realiza una labor meritoria: Además de cuidar la Capilla difunde mucho material de propaganda, muy interesante y atractivo, en el cual se incluyen medallas que son verdaderas obras de arte, con el mismo Santo Cristo en el anverso y en el reverso la legendaria capilla; tarjetas de Navidad, en inglés y español;  estampas  iluminadas,  reproducciones a cuatro colores con un prospecto en inglés.

 

Contáctenos

Envíanos un mesanje y nos comunicaremos a la mayor brevedad posible.

Sending

©2019 Capilla del Santo Cristo de la Salud

email: info@capilladelcristo.org

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

Create Account